“Las ventanas de madera son unas gran desconocidas en calidad y sosteniblidad”

ASOMA, la asociación nacional de fabricantes de ventanas de madera participará de nuevo en esta edición de Veteco para dar visibilidad de las propiedades de la ventana de madera y sus avances en la fabricación.

Elegir ventanas de madera es una decisión acertada, existen muchos tópicos y desinformación que Asoma tratará de aclarar en la feria con su presencia. La elección del material para una ventana es esencial acorde a las necesidades que se tengan.

Las ventanas de madera son la mejor inversión si quiere unas ventanas a largo plazo, sus características técnicas y el propio material permiten unos resultados y aspecto único. A ello, hay que añadirle que la madera es el único material para fabricar ventanas realmente ecológico, natural y sostenible, con muy baja conductividad térmica, alta resistencia, comportamiento muy bueno frente al fuego y larga durabilidad natural que, con un adecuado mantenimiento, garantiza una larga vida, siempre con un aspecto como el primer día.

 

Tras la poca presencia de cerramientos con madera en ediciones anteriores de Veteco, este año ASOMA participará con una isla donde sus asociados mostrarán los avances en calidad, fabricación y diseño en las ventanas de madera. Así mismo, participarán asociados mostrando los avances en la fabricación de perfiles de madera y sus prestaciones en la fabricación de elementos como muros cortina.

 

La ventana de madera es una gran desconocida, su imagen se sigue asociando a ventanas de hace décadas y es necesario hacer ver a la sociedad, prescriptores y cualquier persona interesada, que hoy en día se fabrican cerramientos con madera que perfectamente cumplen los más altos estándares de calidad, aislamiento y diseño.

 

Con toda la preocupación por el medio ambiente, también debemos recordar que la ventana de madera está fabricada con el único material natural que nos da la naturaleza y que se obtiene de la gestión de los montes. Dicha gestión sostenible de los montes permite que no se abandonen y se reduzca el riesgo de plagas e incendios. Unido a esto, la madera es el único material en cuya formación o fabricación, que se produce con el crecimiento del árbol, almacena carbono mediante la fotosíntesis, por tanto, la madera es el único material que ayuda a reducir la emisiones de gases efecto invernadero y mitigar el cambio climático ya que almacena carbono durante toda su vida útil.

 

El mantenimiento en las ventanas de madera es otro concepto que no se aprecia como la realidad; el mantenimiento es una ventaja ya que ello permite que dure generaciones, otros materiales no tienen mantenimiento y ello supone que pasados pocos años haya que sustituirlos, lo que significa una mayor inversión y coste.

 

ASOMA informará sobre todos estos puntos en la feria a cualquier visitante interesado. También hará entrega del “premio al mejor cerramiento con madera” al que se han presentado decenas de estudios de arquitectura y cuyos proyectos estarán expuestos al público.